Gonzalo Garrido y «Las flores de Baudelaire»

Después de Los cuadernos del Hafa, «Las flores de Baudelaire» fue otra de las lecturas previas a las vacaciones de verano, y también otra ópera prima, esta vez de Gonzalo Garrido. Cumplía así  mi propio compromiso de leer los trabajos de dos autores desconocidos que intentan abrirse camino -o un hueco al menos- en eso tan vago y difuso como es el ‘panorama editorial’, con la curiosidad de saber cómo es el trabajo de alguien que empieza a escribir o que publica por primera vez.

Escritor y consultor

En el caso de Las flores de Baudelaire era también por saber algo más de ese personaje que pululaba por Twitter con un estilo seco y tajante, lleno de sorna y requiebros intelectuales que entre otras cosas radiaba el proceso final de la edición de su novela, compartiendo incluso y pidiendo opinión sobre el diseño de la portada. Gonzalo Garrido (@GGarridoLB Bilbao, 1963) es, según sus propias palabras, “escritor y consultor de comunicación”, y yo creo que ha empleado -con mucho acierto- las artes de lo segundo, su oficio, no para llegar a ser lo primero, pero sí para ayudar a mover su novela de forma inteligente y captar suficientemente la atención de los posibles lectores como yo para hacernos acudir a las librerías para comprar su novela. En eso, hay que reconocerlo, se distingue de muchos  autores primerizos que se convierten en verdaderos pelmazos autopropagandistas de sus textos y que lo único que provocan es el rechazo de quienes pretender captar. La diferencia, muy importante también, es que Gonzalo Garrido contaba con el apoyo de una editorial (Alrevés) y de su editor Gregori Dolz (@GregoriEditor) que quería ampliar su catálogo con autores no solamente catalanes.

Todos somos traidores en algún momento de nuestra vida. Bien lo sabe el protagonista de Las flores de Baudelaire, Alfredo Maldonado, un prestigioso fotógrafo en el Bilbao industrial de 1917 que se ve inmerso en una investigación sobre el brutal asesinato de la hija de una de las familias más ricas de la ciudad.

Gonzalo Garrido

Acudí a mi librería y compré y leí Las flores de Baudelaire. Me encontré entonces con lo que me pareció una prosa cuidada y madura junto a una historia y una estructura narrativa que me sorprendieron por tradicionales -si se puede decir así- en un autor novel que suele buscar la diferenciación en el lenguaje y en la forma de narrar. Fue quizá una decepción en un primer momento -no casaba bien la imagen que yo me había hecho del autor con lo que suponía que este debería escribir- pero al mismo tiempo una sorpresa por encontrarme delante de un escritor ‘serio’ y con oficio. El resultado fue una lectura entretenida, impulsada por capítulos cortos que dosifican la información y el misterio, así como por una cuidada ambientación sobre el Bilbao de comienzos del siglo XX, aunque con un exceso de personajes y detalles en algún momento del texto. Las flores de Baudelaire es una novela que se lee muy bien y que puede gustar a los amantes de la novela de misterio y, seguro, a los bilbaínos.

Editorial Alrevés
ISBN: 978-84-15098-38-6
Barcelona, 2012.
264 páginas.
18 €

P.D.- Espero que Gonzalo Garrido sepa disculpar mi atrevimiento en algunas apreciaciones de esta “crónica paraliteraria”.