Emprendimiento cultural

Cooltural_Plans_2

El periodista y poeta Antonio Lucas en un acto organizado por Cooltural Plans.

No me gusta esa palabra, ‘emprendimiento’. Sin embargo, el diccionario de la Real Academia Española la ha recogido recientemente para definir la «acción y efecto de emprender», así como la «cualidad de emprendedor». No me gusta por lo desgastada que está en boca de políticos, empresarios, tecnólogos y gurúes varios, y porque se ha elevado a los primeros puestos de los rankings de profesiones mejor consideradas y con más futuro. Una profesión que, obviamente, ejercen los emprendedores. En este caso, sí, me gusta más la palabra y la definición del diccionario para ‘emprendedor’:

«Que emprende con resolución acciones dificultosas o azarosas».

Emprendimiento, no se habla de otra cosa, y todos nos entendemos. Aunque parece que el emprendimiento estuviera reservado únicamente al ámbito tecnológico y a los jóvenes Millennials (los hijos de la generación del Baby Boom que nacieron entre 1981 y 1995), no me parece que la acción de emprender sea privativa de ningún sector ni rango de edad. Como si fuera el coto exclusivo de cientos de start-ups que terminan desarrollando una app (aplicación) para resolver cualquier faceta de nuestra vida desde un smartphone (teléfono inteligente) o tableta.

Afortunadamente también en el sector editorial y en el sector de la cultura en general puede haber, y me consta que los hay, quienes de forma heroica practican el  emprendimiento y la innovación cultural. Lo que sucede es que no cuentan con el glamour que fácilmente nos deslumbra de los que programan con ceros y unos para crear negocios millonarios en el mundo virtual.

Hay emprendedores que se juegan su dinero, su ilusión y su salud en proyectos de un valor cultural indiscutible.

Sólo (con tilde) mencionaré algunos que yo conozco, pero hay muchísimos más:

Ardicia Editorial: editorial literaria independiente fundada en Madrid en 2013.

120 Pies: editorial independiente de ebooks.

Cooltural Plans: diseño, organización y difusión de planes culturales.

Billar de Letras: talleres y tertulias literarias.

Sala-Mandra: espacios y salas de alquiler para organización de actividades.

The Spanish Bookstage: World Spanish & Latin American book rights platform.

Comba Editorial: editorial literaria independiente creada en Barcelona en 2014.

No tengo ninguna duda. Todos ellos «emprenden con resolución acciones dificultosas o azarosas». Larga vida a sus promotores y a sus proyectos.

Anuncios

4 pensamientos en “Emprendimiento cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s