Joyce, Ulises y mi madre

© La Palabra Infinita

© La Palabra Infinita

Mi madre –lectora voraz de ABC- guarda para mí los suplementos culturales del sábado que ella ya ha leído. Sabe que lo que tenga que ver con libros y literatura en general me interesa. Los ejemplares de ABC Cultural se han convertido, de esta forma, en la unidad que mide las semanas que falto por su casa para verla. «Aquí tengo tres ‘culturales’ para ti» -me dice-, si es que hace tres  fines de semana que no voy a verla.  No lo dice a modo de reproche (creo) pero sí para hacerme notar (espero) que ya tiene ganas de verme.

Lo que sucede es que, en espera de darles un repaso, los suplementos se acumulan en mi mesa adquiriendo el clásico tono amarillento que reclaman su lectura. Por eso este fin de semana me he traído al campo un montoncito de ellos para reducir su volumen y dar sentido a la preocupación de mi madre por guardármelos.

Así es como me he encontrado con un artículo de César Antonio Molina, «James Joyce, contemporáneo del futuro», publicado el 13 de julio de 2013. Lo traigo a colación porque «Ulises» -un regalo de juventud- es uno de esos pocos libros que renuncié a seguir leyendo, y que por lo mismo su lectura supone un desafío que espero cumplir en algún momento.

El artículo es una reseña de «Sobre la escritura» (Alba, 2013), un volumen editado por el profesor italiano Federico Sabatini que reúne «una serie de comentarios y reflexiones de Joyce sobre la literatura. Textos obtenidos de sus propias obras narrativas, cartas a familiares, amigos y estudiosos, así como diversos artículos y ensayos».

César Antonio Molina afirma que «Joyce bajó a las cavernas del ser y del pensamiento y creó un lenguaje propio al margen del habitual, fuera de las reglas gramaticales, fuera del orden sintáctico y la puntuación; creó palabras nuevas mezclando unidades etimológicas y semánticas que conducen a un laberinto de infinitos significados».

«Para Joyce el arte no era un modo de huir de la vida, sino la expresión suprema de la vida. El artista partía de la riqueza de su propia vida para crear un arte nunca antes ‘concebido’».

El escritor moderno –afirma Joyce- debe ser ante todo un aventurero y estar dispuesto a correr cualquier riesgo y a fracasar en su empeño si hace falta.

«Escribir, para Joyce, consistía en leer, releer y reescribir, un esfuerzo permanente, continuo y complejo. A sus lectores les exigía lo mismo: leer, releer y reescribir con él la novela».

La imaginación no es sino la reelaboración de lo recordado, la imaginación es memoria. Lo verdaderamente imaginativo es lo contrario de la concisión y de la claridad.

En una carta, Joyce reconoce su temor de que los lectores tengan la paciencia suficiente –aquí parece que también pensaba en mí- para leer su novela más famosa, Ulises, publicada en 1922. Y en otra misiva confiesa cuál fue uno de los objetivos que le llevaron a escribirla:

Quiero ofrecer de Dublín un retrato tan cabal que la ciudad pudiera, en el caso de desaparecer de repente, reconstruirse por completo a partir de mi libro.

P.D.- No sé si mi madre sabe que el destino final de los ABC culturales es convertir sus páginas en bolas de papel para encender el fuego de la chimenea. Creo que debería decírselo, y que no le importará. Producen unas llamas que hipnotizan.

Anuncios

2 pensamientos en “Joyce, Ulises y mi madre

  1. Curioso. Hasta hace un par de años mi padre hacía lo mismo con los suplementos dominicales de El País y me los entregaba con una frase similar. En mi caso, a veces se acumulaban cinco o seis ejemplares, pero a mi me gustaba leerlos en papel, aunque fuera con retraso.

    Sobre Joyce, recuerdo que el Ulises era lectura recomendada en COU, y que a mi se me atragantó a la págína 10 . Quizás tu seas más persistente …

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s