Ventajas de viajar en tren

ventajas-viajar-tren-antonio-orejudo-300x449Son muchas las ventajas de viajar en tren. Piensa en alguna. Quizá coincidamos en que es un lugar muy propicio para la lectura. Pero también puede ser el momento de entablar conversación con un desconocido. Esto último es lo que le sucede a Helga Pato, la co-protagonista de «Ventajas de viajar en tren» (Tusquets, 2011), la novela de Antonio Orejudo (Madrid, 1963). No es exactamente una conversación sino el monólogo de alguien que -leemos ya en la primera página- lanza esta pregunta tan peregrina:

– ¿Le apetece que le cuente mi vida?

Helga vuelve en tren después de dejar a su marido en el manicomio (Clínica Internacional). Quien se sienta a su lado para contar su vida es «un hombre joven, de nariz prominente, ojos saltones y alopecia prematura, que viste un traje azul marino y lleva sobre las rodillas una peculiar carpeta de color rojo». Ese es el original punto de partida de la narración y, de alguna forma, también el punto de llegada pues no en vano el último capítulo -además de prestar su nombre a la novela- supone el cierre de un círculo imaginario.

Con lo que el lector se encuentra en el medio de ese trayecto no lo voy a descubrir yo, entre otras razones porque  no sabría exactamente cómo definirlo, pero no es desde luego una novela convencional: ni en su estructura, ni en su argumento, ni en su narrativa. Solo diré que hay tres capítulos que pueden ser leídos perfectamente de forma independiente; tres cuentos maravillosos que dan la talla del escritor que es Antonio Orejudo, en la actualidad profesor titular en la Universidad de Almería.  Quizá la combinación de todo ello es lo que la hace tan original y deslumbrante, hasta haberla convertido en una novela de culto que tenía ganas de leer desde hace mucho tiempo.

Yo ya lo he hecho, y lo que he observado es que en tan solo 150 páginas hay una alta concentración de esencia literaria, cuyo resultado más notable es la capacidad de conmover al lector. Todo un reconstituyente emocional que solo cuesta 14 euros.

P.D.- Un secreto: es tan breve la novela que la he leído dos veces seguidas. En eso se parece la literatura a la pintura, en que a veces no basta una sola mirada para descubrir toda la belleza de un cuadro. Y es que en la novela de Antonio Orejudo hay muchas pinceladas maestras que se observan mejor en una segunda lectura.

Anuncios

Un pensamiento en “Ventajas de viajar en tren

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s