Las inquietudes de Shanti Andía

lasinquietudes1

Supongo que debió ser un libro leído hace ya muchos años pero no ha sido hasta ahora cuando me topé con «Las inquietudes de Shanti Andía» (Ediciones Caro Raggio / Cátedra), quizá junto a El árbol de la ciencia, la novela más conocida de Pío Baroja (1872-1956). Digo que debería haberla leído antes pues es una lectura recomendada en el bachillerato, entre otras cosas supongo por ser una novela de juventud. De juventud y de aventuras -del género de «aventuras marítimas»-, que nos cuenta sobre la vida de Shanti (desde su infancia y juventud) y de su tío Juan de Aguirre. Pero una novela que como se nos dice en la introducción «supera los intereses infantiles o populares, y se convierte en obra lírica de alta calidad».

Da igual cual sea el tiempo para leer o el género de la novela; el hecho es que me alegro de haber descubierto una lectura tierna y refrescante que me devolvió el recuerdo de las horas disfrutadas con la lectura de las novelas de Emilio Salgari y Julio Verne, esas sí en mi primera juventud. Hay en esta novela pasajes -como el que corresponde al Libro séptimo: El manuscrito de Juan de Aguirre-, de auténtico suspense y aventura, donde uno parece estar viendo una de esas películas de acción donde los protagonistas son el mar, los galeones, la bruma, los capitanes de barco y los piratas, que forman un mundo único y aparte, donde sin embargo también hay espacio para el amor y los enamoramientos.

Y la lluvia, y el viento, y el agua, todo me encanta y todo me entristece.

El amor y la aventura, todo lo cuenta Baroja con un estilo sobrio y directo, donde no hay mucho margen para la floritura. De nuevo pienso que muchas veces la obsesión por la novedad y lo último nos ocultan la enorme riqueza y actualidad de tantas obras y autores que dejamos de leer, como dando la razón a una cita que incluye el propio Baroja en esta su novela: «La musa del progreso es la rapidez; lo que no es rápido está condenado a morir».

El hombre, en la vida y en el mar, no tiene más que dos caminos: el torcido y el derecho.

Y él cantaba con su voz ronca de marino, formada por los fríos, las nieblas, el alcohol y el humo de la pipa.

Contraportada: «Las inquietudes de Shanti Andía (1911) es cronológicamente la primera de las novelas de Baroja llamadas del mar. Escrita en su madurez creativa, el autor eligió el mar como protagonista, inclinado a ello por su ambiente familiar marino y sus lecturas. Es precisamente este un escenario preferido por Baroja para todo género de acción, en contrapartida de la vida de tierra adentro, pues en el mar el hombre está obligado a fabricarse continuamente su destino».

Anuncios

9 pensamientos en “Las inquietudes de Shanti Andía

  1. Baroja fue también para mi un descubrimiento. No lo aprecié en su día. pero al cabo de los años la lectura de La Busca, El Arbol de la Ciencia….me mostraron a un autor moderno y libre. Tienes razón, esos libros que mencionas (también “Zalacaín el Aventurero” contienen aventuras. Y otros, como Las Miserias de la Guerra, contienen puntos de vistacon un punto de rebeldia e iconoclastia …..Por eso le perdono su misoginia, cada tiempo tiene sus lastres.

    Me gusta

  2. Perdona las prisas y las erratas,Esto es lo que quise escribir:
    Baroja fue también para mi un descubrimiento. No lo aprecié en su día. pero al cabo de los años la lectura de La Busca, El Arbol de la Ciencia….me mostraron a un autor moderno y libre. Tienes razón, esos libros que mencionas (también “Zalacaín el Aventurero”) contienen aventuras. Y otros, como Las Miserias de la Guerra tienen rebeldia e iconoclastia .
    Por eso le perdono su misoginia, cada tiempo tiene sus lastres.
    Me gusta tu blog
    Asun

    Me gusta

    • Gracias Asun por tu comentario. Hay libros y autores que nos esperan y que tienen su momento. A mí me gustaría seguir leyendo a Baroja y a tantos otros que no están en las mesas de novedades. Y me alegro de que te guste el blog, espero no defraudar y ‘verte’ más por aquí.
      Un saludo. Javier.

      Me gusta

  3. He leído, como un poseso y nunca harto, la trilogía de la lucha por la vida y después las inquietudes de Santi Andia. Me he reconciliado gracias a Baroja con la novela sin experimentalidades ni conceptualidades: cuéntamelo, y cuéntamelo bien, mantén la emoción, hazme desear más… En Shanti Andia he creído leer una mezcla de Verne y Herman Melville, con un toque épico (los veleros de Baroja frente a los vapores de Verne). En la Lucha por la Vida viajamos al Madrid pobre de principios del siglo XX y entramos en ambientes de marginalidad, de niños excluídos y grandes indigentes, de anarquistas pensadores que creen “rediseñar” la sociedad… He creído ver en sus páginas algunas postales de Dickens. No puedo decir más ni decirlo mejor. Qué gran descubrimiento ha sido para mí, a los cuarenta, al gran Pío Baroja. Y lo tenemos casi todo en formato electrónico, ¡adelante!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Alberto, tu comentario merecería convertirse en post., Es verdad que no se puede decir mejor. Es una pena que las librerías estén llenas de novedades que son flor de un día y que haya lectores que todavía no han descubierto a Baroja.
      Mil gracias pos pasarte por La Palabra Infinita y por tu comentario.
      ¡Adelante!

      Me gusta

  4. Pingback: Las inquietudes de Shanti Andía de Pío Baroja (nota = 7,5) | El príncipe de ver-leer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s