26 libros y diez mil páginas

26 son los libros que he leído en 2011.
Termina este año 2011 y parece que es el momento de hacer balance de todo, incluso de lo que uno ha leído. Pero no lo haría yo si no hubiera sido porque hace pocas semanas descubrí que la aplicación que traslada mi librería al mundo virtual –Anobii– ya lo había hecho por mí. Por eso sé ahora que en 2011 he leído 26 libros, con un total de casi diez mil páginas, en concreto -por lo visto ni una más ni una menos- 9699 páginas. Pero también lo que leí un año antes: 14 libros y 4420 páginas. De esa forma se puede ver que prácticamente he doblado el número de libros  de 2010, algo que efectivamente ha sucedido en el caso del número de páginas leídas. Y puedo deducir, por tanto, que he leído de media poco más de dos libros al mes o, lo que es lo mismo, 808 páginas mensuales, o unas 27 páginas diarias.; y que cada uno de los 26 libros tenía una extensión media de 373 páginas. En definitiva, pura estadística de andar por casa. Pero ¿tiene sentido este tipo de análisis cuantitativo? Creo que ninguno, más allá de la curiosidad y del valor simbólico que cada uno le quiera otorgar.
Placer solitario
Todo este preámbulo me sirve para intentar responder a una pregunta: ¿leo mucho o leo poco? Me lo pregunto porque hay gente que me conoce, que sabe que me gusta leer y que escribo este blog sobre libros, y piensa que me paso todo el tiempo leyendo. Diez mil páginas en un año ¿son muchas o pocas?; 26 libros al año ¿son muchos o pocos?; leer 27 páginas al día ¿es mucho o es poco? La respuesta inmediata es que habrá gente que al cabo del año lea más o mucho más que yo y gente que lea menos o mucho menos que yo. Tampoco sé si la intensidad e la lectura debe medirse en términos de cantidad o de calidad.  En mi caso leo lo que quiero, al ritmo que quiero, lo que puedo y lo que me apetece, sin ningún objetivo predeterminado. Sé de algunos, sin embargo, que se fijan por ejemplo una meta de 50 libros al año, como si alcanzar esa cifra diera la justa medida de su voracidad lectora y conseguirlo les hiciera merecedores de la medalla al mérito lector. Yo entiendo la lectura como un placer solitario, lento y pausado, donde uno -si lo que lee le gusta o incluso le conmueve-, no tiene ninguna prisa por terminar.
Mis 26 libros de 2011

Por si a alguien le interesa, y a modo de resumen del año, estos son los 26 libros leídos en 2011 -en orden cronológico-, que he ido comentando en La Palabra Infinita (puedes hacer click sobre cada titulo para ver su correspondiente entrada):

1.- El arma de los invisibles (Jose Manuel García-Otero).
2.- Ojos de agua (Domingo Villar).
3.- El tiempo envejece deprisa (Antonio Tabucchi).
4.- La casa verde (Mario Vargas Llosa).
5.- Sukkan Island (David Vann).
6.- Érase una vez Manhattan (Mary Cantwell).
7.- La vieja sirena (José Luis Sampedro).
8.- La cuarta carabela de Colón (Carlos Oviedo).
9.- Lo que me queda por vivir (Elvira Lindo).
10.- El cementerio de Praga (Umberto Eco).
11.- Norte (Edmundo Paz Soldán).
12.- Ventanas de Manhattan (Antonio Muñoz Molina).
13.- El valor de educar (Fernando Savater).
14.- La playa de los ahogados (Domingo Villar).
15.- Vive como puedas (Joaquín Berges).
16.- El jinete del silencio (Gonzalo Giner).
17.- Los enamoramientos (Javier Marias).
18.- 1Q84 (Haruki Murakami).
19.- Un matrimonio feliz (Rafael Yglesias).
20.- Bestiario (Julio Cortázar).
21.- Hoy, Jupiter (Luis Landero).
22.- Emaús (Alessandro Baricco).
23.- Los detectives salvajes (Roberto Bolaño).
24.- Necrópolis (Santiago Gamboa).
25.- Desiertos de la luz (Antonio Colinas).
26.- Libertad (Jonathan Franzen).

Además, he seleccionado en negrita mi propia lista de los 10 libros que, por diferentes razones, más me han gustado, aunque me duela dejar fuera -por no sobrepasar la decena- las dos novelas policiacas de Domingo Villar. Lo que sí me hace alguna ilusión es que entre esta lista figuren el primer y segundo libro (Los enamoramientos y Libertad) de la lista de los 25 mejores libros de 2011 que publica El País. Por último,  algunas curiosidades: de los 26 dos fueron e-books(Sukkan Island y Los enamoramientos), que entre todos ellos solamente uno (Sukkan Island) lo leí en inglés, que uno era un ensayo (El valor de educar) y otro un libro de poesía (Desiertos de la luz).

P.D.- Confieso que en esta última semana del año probablemente tenga tiempo para leer otro libro, que haría el número 27, aunque prefiero no tenerlo en cuenta porque -llegados a este punto- descolocaría por entero la redacción de esta entrada.

 

Anuncios

19 pensamientos en “26 libros y diez mil páginas

  1. "En mi caso leo lo que quiero, al ritmo que quiero, lo que puedo y lo que me apetece, sin ningún objetivo predeterminado". Me identifico con esta frase.Aunque este año tengo el propósito de leer más literatura de nuestros autores, que los tengo un poco abandonados. Pero lo que sí es seguro que seguiré leyendo por auténtico placer. Besotes!!! ¡Y Feliz 2012!!!

    Me gusta

  2. Yo este año debo entonar el "Mea culpa" he leído poquísimo, y lo siento, pero debo reconocer que desde que internet entró en mi vida me quita un tiempo que antes empleaba en la lectura, porque el otro está repartido en trabajo y casa y ese tiempo maravilloso en el que me refugiaba en un libro ahora lo tengo que compartir, no todo es malo, he conocido virtualmente a gente interesante, me intereso por muchísimas más cosas y ahora mismo no estaría poniendo estas lineas aquí o en cualquier otro blog a los que sigo con interés por sus reseñas o por curiosidades varias… yo no tengo esta genial aplicación, pero echando la cuenta solo he leído 9 libros, (ni uno al mes por Dios)alguno me duró bastante y algún otro me costó terminar. Lo único que me sigue pareciendo maravilloso es esa sensación, al menos para mi, de cuando abres ese libro nuevo y comienzas a leerlo, luego te parecerá mejor o peor pero esa emoción ante lo que me voy a encontrar la sigo teniendo y espero no perderla aunque ahora tenga otras cosas entre manos. Un saludo Javier, siempre un placer leer tus reseñas y comentarios.

    Me gusta

  3. Javier, un buen post para echar un vistazo-resumen a tu buen blog durante todo este año. Me apunto el libro de Yglesias y leeré el último de Marías, a ver si me gusta más que otros que intenté antes. Feliz 2012, año en el que intuyo que leerás más Bolaños! 😉

    Me gusta

  4. Hola Carmen,Nada de "mea culpa", ya he dicho que cada uno lee lo que quiere o lo que puede. Es verdad que hay que encontrar el momento adecuado y cuando hay otras obligaciones por el medio, simplemente no es fácil. Nueve libros no son ni mucho ni pocos, si los has disfrutado, eso que te llevas. Y mil gracias por pasar por aquí, a pesar de que te robe tiempo para otras cosas. A mí me honra mucho.Un abrazo grande.

    Me gusta

  5. Hola Salvador (@boromas),Gracias por visitar el blog, y me alegro – de verdad -que te que te haya gustado.Ambos libros, el de Yglesias y el de Marías, son hasta parecidos en la temática, dura, pero en mi opinión soberbiamente escritos. Bueno, ya me lo dirás tú, espero que no te defrauden. Y sobre Bolaño (¿cómo lo sabías?) ya tengo en casa "2666" que creo que voy a reservar para darme una panzada a leer este próximo verano.Feliz año y un abrazo.

    Me gusta

  6. Para mí este año ha sido de secano, en cuanto a lectura… motivos personales, profesionales, tiempo…. todo parace a veces jugar en contra. Pero como tú bien dices, no hay que marcarse una meta, sino encontrar el libro para cada momento, y el tiempo para cada libro.Me ha hecho sonreir la alusión a los de Domingo Villar. :)Un abrazo, y muchas y buenas lecturas para el año que viene .

    Me gusta

  7. Sobre la cantidad de libros que uno lee al año, hay que tener cuidado de no obsesionarse; hace unos años me dio por llevar la cuenta en una agendita que me regalaron y me salieron más de 50; claro que yo tengo a mi favor dos horas diarias en Cercanías, que dan para mucho. Ahí han caído libros como 2666, que espero que disfrutes.En mi caso, llevo ya un tiempo intentando limpiar todo lo que tengo por leer, entre todos los libros que llegaron a casa por matrimonio, regalo, compras o por mi trabajo de periodista, y tengo el complejo de culpa de que, hasta que no consiga normalizar los libros pendientes, no tengo derecho a comprarme unos nuevos (y aún así, alguno cae). Así que soy un hombre enfrentado a su biblioteca, lo cual tampoco tengo muy claro si puede ser bueno…Así que un propósito para 2012 podría ser leer a gusto y no obsesionarme. Más práctico que apuntarme a un gimnasio, creo yo.

    Me gusta

  8. A mi me gusta leer por placer, como bien dices, no tengo ni idea de la cantidad de libros que he leído este año, pero anda entre uno al mes o un poco más, según sean de gordos.Pero ahora tengo un dilema, me han regalado un ipad y ando liada para hacerme con él y no leo nada. Es cierto que en esta vida llena de cosas, tenemos que buscar el tiempo para leer y cuantos más aparatitos menos tiempo, espero no perder la buena costumbre de sacar una hora al día para la lectura.Feliz año Teresa

    Me gusta

  9. Nuria, está claro que cuando falta el tiempo es muy difícil leer pero también es verdad que es un magnífico antídoto, por lo menos para mí, cuando hay problemas o preocupaciones. Leer unas pocas páginas te ayuda a evadirte por algún tiempo y dormir mejor. Además, ya sé que tienes un cacharro nuevo para leer.De Domingo Villar, qué te voy a contar a ti si fuiste su descubridora para mí. Me encantaron.Felices lecturas para 2012.Un abrazo.

    Me gusta

  10. Aunque en mi blog voy anotando, en este caso manualmente, los libros leidos a lo largo del año (aún no sé porqué lo hago), lo cierto es que nunca me preocupó saber cuántos libros leía hasta que abrí el blog (hace un año de ello). Quizás, el hecho de leer los blogs de otra gente que lee mucho más que yo (porque tiene -más- tiempo, porque es su trabajo o por cualquier otro motivo) me afecta y me crea, a veces, ansia por la lectura, cuando, simplemente, debería ser un placer, una evasión o algo que me permita entretenerme.En fin, que creo que también estoy de acuerdo con la frase:"En mi caso leo lo que quiero, al ritmo que quiero, lo que puedo y lo que me apetece, sin ningún objetivo predeterminado"que puso Margari.Saludos y feliz salida y entrada de año.

    Me gusta

  11. Hola Vicente,Leer sin prisa, saboreando cada página y cada historia, es un gran propósito para el año nuevo. Y tampoco hace falta poner muescas por cada libro leído. Y estoy de acuerdo, mucho más práctico que apuntarse a un gimnasio.Un abrazo y felices lecturas para 2012.

    Me gusta

  12. Teresa, recuerda que en el iPad también puedes leer. Es verdad que el tiempo se nos va en mil cosas por lo que sacar una hora al día ya es un triunfo. Proponérselo ya es un gran paso. A mí me gusta leer al final del día, antes de dormir, para olvidarme un poco de todo y coger el sueño con más fuerza. Feliz año y felices lecturas.

    Me gusta

  13. Xosé Luis, la frase que subrayas la escribí yo mismo en la entrada. Esta claro: uno puede leer tres libros pero disfrutarlos mucho más que alguien que lea veinte pero que es incapaz de extraer nada de ellos. Es cierto que hay que huir de la ansiedad, leer es un placer y los placeres de verdad no saben nada de prisas.Un saludo, feliz año y felices lecturas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s