Por los suaves labios rojos

Juan Ramón Jiménez 

En este tiempo de canícula, cuando las ocupaciones son otras y los medios técnicos escasos -pero también porque la poesía no abunda en La Palabra Infinita– recupero este poema de Juan Ramón Jiménez (Huelva, 1881). Pertenece a El jardinero sentimental, una de las partes en que se divide su poemario Arte menor, datado en 1909. La recuperación es textual pues lo copio de una cuartilla manuscrita por mi hace muchos años, con una letra más ordenada con la que escribo hoy, acompañada de un pequeño dibujo. No sé de dónde copié el poema, pero me debió de gustar igual que me sigue gustando ahora.

« Señor, matadme si queréis…,
¡pero, Señor, no me matéis!
¡Oh, Señor!, por el sol sonoro,
por la mariposa de oro,
por la rosa y por el lucero,
por los vilanos del sendero,
por el trino del ruiseñor,
por los naranjales en flor,
por la perlería del río,
por el dulce pinar umbrío,
por los suaves labios rojos,
de ella, y por sus grandes ojos,
¡Señor, Señor, no me matéis!…
Pero matadme si queréis. »

El jardinero sentimental
Juan Ramón Jiménez

Anuncios

Un pensamiento en “Por los suaves labios rojos

  1. Hola Javier, precioso poema de Juan Ramón Jiménez. Como bien dices, en estos días de vacaciones recuperas un poco el pasado, algo que hiciste en un determinado momento, como anotar este poema que te gustó. Me suele pasar algo parecido en mi lugar de veraneo, mi pueblo, donde vuelvo año tras año y donde me encuentro siempre con montones de libros, papeles y notas que fueron de mi padre y hasta de mi abuelo, las mías en particular son notas y frases (se ve que toda mi vida he anotado las que me gustaban de algún libro o personaje famoso) tengo cantidad de ellas en libretas antiguas del colegio, también poemas, algunos donde no tengo puesto ni al autor, y más bien parecen cancioncillas y chascarrillos de los pueblos pero que las he oído toda la vida y son interesantes, lo cierto es que gusta recuperar eso que dejaste ahí en determinado momento, ahora algunos ya no los ves con los mismos ojos, pero otros te siguen gustando de igual forma, al fin y al cabo el verano da para casi todo, incluido llevarnos el portátil y aunque un poco menos que durante el año, seguir conectados. Un saludo Javier.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s