Harry Potter y Los Cinco: el sueño de dos generaciones

Primer libro de 1998
Primer título de 1964.

Dos generaciones distintas han disfrutado de las aventuras de dos grupos también de jóvenes en los libros de Harry Potter y de Los Cinco, unos en el colegio de Hogwarts y los otros en Kirrin . En el primer caso con Ron, Hermione y otros y, en el segundo, con Julian, Dick, Ana, Jorgina y su perro Tim.

Ambas sagas están separadas en el tiempo por 55 años (el primer libro de Los Cinco fue publicado en 1942 y el de Harry Potter en 1997) y, sin embargo tienen curiosamente en común que sus autores son mujeres y que ambas nacieron en Inglaterra: Enid Blyton (Londres, 1897) y J.K. Rowling (Gloucestershire, 1965).

Aunque contemporáneo de J.K. Rowling, a mí me tocó leer obviamente las aventuras de Los Cinco. A parte de un cuento de Merlín El Encantador y unos preciosos libros del bufón Kasperle que aún conservo, los libros de Enid Blyton fueron los primeros libros “de mayores” que leí con 12 ó 13 años. No sé si fueron los libros que despertaron en mí el hábito de la lectura, pero igual que otros muchos chavales de mi generación devoré las historias de aquella pandilla una detrás de otra. Tengo la fortuna, además, de que aunque algo amarillentos y deshojados, todavía están en casa como un tesoro sentimental del que uno no quiere desprenderse por nada en el mundo.

Enid Blyton
J.K. Rowling

A pesar de su popularidad, la reseña de Wikipedia sobre la obra de Enid Blyton no es ni siquiera benevolente: “Esta popularidad no se acompaña del respeto de la crítica literaria, que tiende a reprocharle la escasa imaginación exhibida (repite constantemente sus fórmulas narrativas), el abuso de los tópicos en la caracterización psicológica, muy superficial, y la pobreza de su estilo y de su léxico, que no favorece el desarrollo de la afición por la Literatura. Se trata, a grandes rasgos, de un tipo de literatura que “no alimenta y engorda”. Incluso hay quien ha visto en sus libros ciertas sombras de racismo.
 

Si la literatura de Blyton no me alimentó y no me engordó, puedo al menos asegurar que sí me conmovió. Yo quería pasar los mismos veraneos y compartir los mismos misterios que resolvían aquellos jóvenes en un mundo de adultos. Y, por supuesto, no se me ocurrió pensar que había algo de racista en sus páginas.
¿Qué tenían entonces aquellas historias de ayer de Los Cinco y que tienen hoy las historias de Harry Potter que apasionaron y apasionan a tantos jóvenes? Creo que simplemente la capacidad de entretener, de brindar la posibilidad de trasladarse a otros lugares y de vivir otras vidas a través de unos personajes en los que uno mismo puede y quiere reconocerse. En definitiva, historias que invitan a soñar precisamente en una edad en la que uno está hambriento de sueños.
Digo esto con cierto atrevimiento porque no he leído a Harry Potter, pero confieso por eso mismo -y a pesar de haber pasado ya de los cuarenta-, que me gustaría hacerlo en algún momento: uno siempre lleva dentro el niño que fue. ¿Por qué no?
Me interesa tu opinión:
– ¿Tienes más de cuarenta años y has leído ya a Harry Potter?
– Si no lo has hecho ¿te gustaría hacerlo?
– Si leíste a Los Cinco ¿qué recuerdo tienes?

Anuncios

2 pensamientos en “Harry Potter y Los Cinco: el sueño de dos generaciones

  1. Yo también devoré todos los libros de Los cinco y me quedé sorprendida cuando, al buscar más información sobre la serie, desconocida para muchos de mis amigos en EE.UU., descubrí las críticas negativas sobre los libros de Blyton. Como ya no tengo los libros–mi madre los donó a la biblioteca del pueblo de mi abuela–no puedo releerlos aunque sí que puedo imaginarme que haya aspectos de la serie que no sean acordes con nuestra visión actual de la sociedad. Pero, claro, cuando los leí yo ni me daba cuenta de eso. En cualquier caso, no sé si agradecérselo a Los cinco, al bibliobús que venía todas las semanas a mi barrio, a la colección Biblioteca Clásica Salvat que había en casa, a ver a mi madre leyendo siempre que podía (sobre todo en el autobús) pero el amor a la lectura y a los libros quedó en mí para toda la vida.Saludos,Esperanza

    Me gusta

  2. Tampoco yo sabía que pudiera haber nada de negativo en aquellas lecturas. A mí sólo me interesaban las aventuras de la pandilla, aunque me sirvió sin duda para darme cuenta de que los libros eran un objeto valioso por lo que contenían.Me alegro de que Los Cinco fueran también una razón importante -aunque no la única- para seguir creciendo con la lectura y los libros.Y muchas gracias, Esperanza, por compartir tus impresiones.Saludos,Javier

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s